Una actualización de México

Quiero agradecer a todos mis hermanos y a mis amigos que han elevado una oración para la nación de México. Como usted lo sabe México ha sido golpeado por los huracanes en menos de un mes, han llegado a nuestras vidas. Pero también los sismos que han estado sacudiendo a la nación de México, donde muchos de nuestros hermanos han perdido la vida, y muchas personas se han arrepentido en ver estas cosas que están sufriendo.

La Biblia dice que todo esto es principio de dolores. Amados hermanos gracias por sus oraciones. Queremos seguirles pidiendo que sigan apoyando a la nación de México a través de sus oraciones. Pero también como Supervisor Nacional de La Iglesia de Dios en México, quiero agradecer a mis hermanos de la Región de Puebla, especialmente mis hermanos de la Colonia Tepeyac que ellos han estado buscando despensas para llevar a nuestros hermanos que están en desgracia en la zona de Pueblo y todos aquellos que han sufrido.

Amados hermanos gracias, recuerde que todo, todo trabajo traerá su fruto y la recompensa Dios nos la va dar en el momento que Él a si lo decida. Gracias una vez más hermanos y amigos por todas las oraciones para con México. Gracias por las oraciones para nuestros hermanos de la Republica Dominicana Hermano Vilorio, gracias por Centro América, gracias amados hermanos, sigamos unidos Cristo viene pronto. La señales y milagros que Dios ha hecho con nosotros conviene que sean publicados. 

Que Dios los bendiga y reciban un abrazo del Supervisor de la Nación de México. Dios les bendiga amados hermanos