La Iglesia es el Cuerpo de Cristo

En su libro  El Gran Conflicto Final  A. J. Tomlinson  dijo de La Iglesia de Dios: “La Iglesia es el Cuerpo de

Cristo (Col. 1:24)...Al presente la Iglesia se le está apareciendo a unos cuantos...No sólo unos cuantos están en la actualidad confundiendo la misma con otras iglesias, pero ésta no es como las demás en muchas cosas... “Los supervisores, obispos, diáconos y toda la membresía no deberán  seguir el patrón del mismo orden en otras iglesias, sino que deben buscar  la sabiduría e instrucción de Dios y Su Palabra, respecto a sus deberes y responsabilidades. Existe una tendencia en los humanos, cuando son puestos  en posiciones honorarias, de sentirse y actuar como si fueran importantes.

Esto es comúnmente conocido y expresado como dignidad. Existe y deberá  existir en todos los hijos de Dios, cierto grado de dignidad real y verdadera,  pero no así una dignidad encubierta y falsa.  “La Iglesia, con su combinación de humildad, mansedumbre, esplendor  y gloria es observada por sólo unos cuanto al presente, pero muy pronto  ella será revelada a miles. ¡Aleluya! Al presente, es colocada al mismo nivel  que otras iglesia en las mentes de muchas personas, y debido a la falta  de conocimientos sobre ella por mucho de sus mismos miembros, en ocasiones, esto es causa para alguna fricción y división; pero, a medida que los  miembros se relacionen más con ella, sus leyes, y reglas, estos problemas  desaparecerán de la vista...

“Notemos el cuadro de la Iglesia original o primitiva como es demostrado en el libro de los Hechos y expuesto en pocas palabras por Salomón en Cantares  6:10.  “¿Quién es esta que se muestra como el alba, hermosa como la luna,  esclarecida como el sol, imponente como ejércitos en orden?” ¿No es la Iglesia una obra fresca que salió de Sus manos cuando dijo:

 

“Sobre esta piedra edificaré mi iglesia”, y la cual debemos buscar en la frescura de la mañana de la edad del evangelio? ¿No era ella tan hermosa como la luna con su luz y rayos brillantes y suaves en dirección a las tinieblas de los tiempos? ¿No fue su luz tomada prestada de Jesucristo Su Cabeza, de la misma forma que la luna adquiere su luz de la gran luminaria conocida como el sol? ¿No salió ella como el sol, proveyendo tanto luz como calor (conocimiento y poder), hasta que pueda ser dicho de ella que estabas tan “clara como el sol”,...

“Los llantos y los murmullos por los métodos, prácticas y gloria apostólicas serán alcanzados en un futuro cercano. Ha existido un arrullo suave, que ha provocado el que muchos se hayan puesto un poco fríos y hayan perdido un poco su celo y valor, pero escuchen—existe un sonido de lluvia abundante. La Iglesia que se encuentra en la actualidad en existencia está siendo refrescada. Los miembros están recibiendo un nuevo ímpetu...

“Muy pronto se escuchará el sonido alarmante de trapa (ruido de pisadas), trapa, trapa, a medida que “los dos campamentos (ejércitos)” van marchando a través de la tierra en marcha hacia cada ciudad, pueblo, planicie y jungla, pregonando el último mensaje:

“Temed a Dios y dadle honra”, (Ap. 14:7), hasta que este evangelio del reino sea predicado en todo el mundo.

“El tiempo para edificar ha llegado y está casi terminándose, y muy pronto, las flores de Pentecostés explotarán ampliamente e irradiarán su perfume fragante en las ventanas de la narices de los amantes de la verdad hasta que su atención sea atraída y de esta forma puedan estar pendientes a la fuente de la cual tal fragancia sale, y allí, para su sorpresa y deleite, verán las flores de Pentecostés abiertas completamente, las cuales, mientras ellos se encuentran contemplándolas, desfallecerán repentinamente y le darán paso al fruto.

“Los dones son para la Iglesia y los mismos harán su aparición en su plenitud y gloria tan pronto como la misma sea libertada del poder y dictámenes de los hombres, y Él con quien ella está casada tendrá completamente el control y Su leyes y órdenes serán cumplidas totalmente en todos sus departamentos. “La enseñanza debe ser correcta y enseñada por hombre que sean correctos; aquéllos que den las medida para las cualificaciones expuestas en la Biblia. La vida de los miembros debe ser pura y santa. Las finanzas deben ser reunidas y manejadas propiamente. La Iglesia en su totalidad debe estar vestida del manto de salvación, separada del mundo y que no esté mezclada con motivos y ambiciones egoístas. Contemplémosla a medida que se va acercando. Continúe mirando hasta que pueda verla en su Gloria y Poder original”