Nosotros

Nuestra Historia y Patrimonio

El establecimiento de La Iglesia de Dios ocurrió en el año 28 D.C. cuando Jesucristo llamó a Sus doce apóstoles sobre la Montaña Kurn Hatín, cerca de Jerusalén en Palestina, ahora conocido como Israel (Marcos 3:13-19). Ella fue revestida de poder el Día de Pentecostés, pero estaba operando antes de este tiempo. La Iglesia continuó bajo teocracia, gobernada por la inmediata dirección de Dios, creciendo y expandiéndose hasta que Su influencia se sintió en todo el mundo conocido.

Su éxito e identidad fueron interrumpidas, el 14 de junio, 325 d.C, en el Concilio de Nicea cuando la Iglesia, bajo el poder y la influencia del gobierno Romano, encabezado para ese tiempo por el Emperador Constantino, abandonó la teocracia y estableció una forma de gobierno episcopeliano para reemplazar el mismo. Fue en este momento que la Iglesia genuina dejó de funcionar, pero la organización continuó. Lea y estudie, Isaías 54:7 y 2 Tesalonicenses 2:3.

Dios no estuvo durmiendo desde el 325d.C. hasta el 1903. Él comenzó a revelar la verdad a los hombres una vez más. Martin Lutero recibió entendimiento divino de la justificación por la fe, Juan Wesley comenzó a enseñar y a predicar la doctrina de la santificación y santidad. El Dr. Albert Simpson comenzó a predicar de la sanidad divina. Un poderoso avivamiento se desató en el año 1896 en las montañas orientales de Carolina del Norte, en la escuela llamada Schearer. Más de 100 personas fueron bautizadas con el Espíritu Santo y fuego y hablaron en nuevas leguas como el Espíritu les daba que hablasen.

Después de 1578 años, un tiempo conocido en la historia cristiana como la Edad Oscura, la Iglesia genuina se levantó de su prolongado sueno y nuevamente comenzó a funcionar (Isaías 60:1-5). Fue el día 13 de junio, 1903, y el lugar fue el Condado de Cheroqui, Carolina del Norte. En esta reunión histórica, uno de los que se reunió entre este grupo para orar y estudiar la Palabra de Dios, A.J. Tomlinson, hizo una declaración después de haber subido a la cumbre de la montaña para tardar en oración un tiempo:

"Yo descendí al pie de la montaña y entré al lugar donde habían citado la reunión. Cuando entendí cabalmente que aquellos santos respaldaban toda la Biblia correctamente dividida, tomando el Nuevo Testamento como su única regla de fe y práctica. Yo dije: Bueno, si ustedes toman toda la Biblia correctamente dividida, entonces esta es la Iglesia de Dios...Después yo dije, ¿Ustedes están de acuerdo con lo que yo dije, y que esto causa que ésta sea la Iglesia de Dios, y estarán dispuestos a tomar y mantenerla como la Iglesia de Dios? Ellos dijeron que estaban dispuestos. Yo entonces les pregunte si estaban dispuestos que yo me añadiera a ellos con el acuerdo de que era La Iglesia de Dios — no que va ser, sino que es La Iglesia de Dios. Ellos estuvieron dispuestos...El hermano Spurling...tomó la Biblia y me la dio. Me extendió la Biblia y me pregunto: ¿Promete usted tomar esta Biblia como la Palabra de Dios, creer en ella y practicarla, obedecer sus preceptos y andar en la luz como Dios está en la luz? Aquí mismo, le di mi mano al hermano Spurling...Yo acepte la obligación, sinceramente y en extremos sagrado, para jamás olvidarme..." (Sobre Esta Piedra, Vol. 3, pág. 64, C.T. Davidson, Casa de Publicaciones e Imprenta Ala Blanca, Cleveland, Tennessee, 1976).

En el año 1923, una disrupción causó una división en la Iglesia resultando en dos grupos llamándose la Iglesia de Dios. En el 1933, Dios dio la bandera (Salmos 60:3, 4), la Bandera de la Iglesia, a Su Iglesia; a los que lo temían de tal modo que no serian desviados de la verdad. El día 2 de mayo de 1952, el sufijo "de la Profecía" se le agregó al nombre de la Iglesia de Dios.

En el 1990, la Iglesia de Dios de la Profecía se apartó del gobierno teocrático. Mediante el Espíritu Santo, Dios hizo el llamado para una Asamblea Solemne para que se realizara los días 23-25 de julio, 1993. El 24 de julio, el Espíritu Santo mandó que se separara de la apostasía de los últimos tres años, y que continuara como la verdadera Iglesia de Dios, designando claramente a Robert J. Pruitt como Supervisor General. Así La Iglesia de Dios regresó a la teocracia verdadera.

Después de 13 años bajo el liderato del Obispo Robert J. Pruitt, La Iglesia de Dios experimentó grande crecimiento en todo el mundo. Pero como años antes, el enemigo de nuestras almas no se daba por vencido en destruir la unidad de la verdadera Iglesia. A medias del 2006 el Obispo Robert J. Pruitt tuvo una reunión con el Comité Administrativo para hablar acerca de su salud. Durante esta reunión algunos hombres del mismo comité surgieron que sería mejor que él renunciara por causa de su salud. El Obispo Pruitt durante esta reunión vio las intenciones de estos hombres y por causa de esto se vio forzado a declarar el oficio de Supervisor General vacante.

Durante una reunión de los supervisores para escoger a un nuevo Supervisor General Interino en Junio del 2006, solamente se registró 5 horas de oración para esta decisión tan importante, durante todos los días que estaban reunidos. Esta reunión fue una dirigida por hombres que buscaban posiciones. Durante esta reunión la selección fue a través de una forma de eliminación de nombres hasta que llegaran a escoger el hombre que para ellos se miraba mejor calificado. Lo triste fue que nunca se le pidió al Espíritu Santo que diera el nombre del hombre que el quería, como lo había hecho en tiempos pasados.

Durante esta reunión un Supervisor General Interino fue escogido por algunos supervisores presentes, siendo que algunos no estaban de acuerdo, el cual nos dice que no hubo un acuerdo unánime. Durante esta reunión el nuevo Supervisor General Interino declaro que estaría dejando el Oficio de Supervisor General Interino vacante durante la siguiente Asamblea General para dejarlo en las manos del Espíritu Santo, acción que nunca tomo lugar en la Asamblea General.

La Asamblea General del 2006 fue una de gran confusión y desorden de los acuerdos teocráticos siempre practicados en La Iglesia de Dios. Viendo esto, durante el viernes después que el oficio de Supervisor General Interino tenía que ser declarado vacante dándole lugar al Espíritu Santo para que escogiera el hombre de Dios para ese oficio, esto nunca fue hecho por el Supervisor General Interino. El Espíritu Santo se movió y un grupo de hermanos se reunieron en Chattanooga, TN en otro lugar para buscar la voluntad de Dios concerniente a lo que estaba pasando en la Asamblea General, el cual era claro que había una abandono de la teocracia.

Durante esta reunión el Espíritu Santo dio dirección y La verdadera Iglesia siguió adelante, no fue una re-organizacion como en 1993, simplemente fue notado como una continuacion de la tercer parte. En el 2009 la iglesia sufrió otro acontecimiento, cuando se encontró que había pecado operando en el oficio del Supervisor General y el que tenía tal nombramiento. Durante una reunión de testigos y del Presbiterio General, el oficio de Supervisor General Interino fue declarado vacante.

Durante una reunión de los Supervisor Regionales y Nacionales en Cleveland, TN a fines del 2009, el Espíritu Santo escogió y hablo a través de varios mensajes e interpretaciones por nombre al Obispo Alexander Jackson Sr. Como Supervisor General Interino. El Obispo Jackson durante la siguiente Asamblea General declaro el oficio de Supervisor General Interino vacante, dándole lugar al Espíritu Santo para que escogiera de acuerdo al orden teocrático al Supervisor General. Durante este tiempo en la Asamblea General el Espíritu Santo declaro a través de mensajes e interpretaciones asignando al Obispo Alexander Jackson Sr. como Supervisor General de La verdadera Iglesia de Dios.

Estas separaciones no constituyeron nuevas organizaciones, sino más bien la reorganización y continuación de La Iglesia de Dios como la teocracia genuina de Dios, el Cuerpo Exclusivo de Cristo:

La cual fue establecida por Cristo y funcionó en su orden teocrático hasta el año 325d.C.

La cual se levantó de la Edad Oscura en día 13 de junio de 1903.

La cual continuó siendo fiel a Dios en "fe y práctica, gobierno y disciplina" en seguida de la división del 1923.

La cual ha continuado haciendo lo mismo desde la otra división del 1993.

La cual sigue caminando haciendo lo mismo desde la división del 2006.

Desde la restauración humilde de la Iglesia que Cristo estableció en el año 28 D.C. hasta este presente día, han habido tiempos gloriosos, grandes victorias y reportes de grandes avivamientos, sanidades, y liberaciones divinas. Con la guianza del Espíritu Santo, la Iglesia ahora está operando en cuarenta y siete países, y cada año más países se están abriendo.

Los detalles para el futuro son desconocidos, pero las profecías de Dios relativas a Su Iglesia son claras. La hora es avanzada, pero el resplandor del "Levántate, resplandece", yace adelante. Sin duda alguna, la perfección será lograda, pues la Biblia ha declarado: "Para presentársela gloriosa para sí, una Iglesia que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha"(Efesios 5:27; también véase, Apocalipsis 19:6-9).